Loactual Comunicaciones

Fiesta de Ayquina, un gesto Evangelizador

Homenaje a la Santísima Virgen de Guadalupe, en el Santuario al interior de Calama reunió a más de 70 mil fieles
Lunes 08 de Setiembre de 2014 22:18

Este 8 de septiembre fue especial en el poblado de Ayquina distante a 80 kilómetros al este de Calama, lugar donde se celebra una de las festividades religiosas en homenaje a la Santísima Virgen más importantes del país.
 
Por primera vez gracias a una gestión parlamentaria el día que recuerda la Navidad de la Madre del Cielo fue decretado Feriado Regional con lo que se facilitó la participación de fieles, peregrinos y devotos que año a año se dan cita en el poblado para celebrar la fe.
 
Durante los primeros días del mes de septiembre, el lugar que durante el año solo es habitado por algunas familias, se llena de manifestaciones de fe, donde la danza y música se conjugan con la oración y veneración a la Santísima Madre.
 
Este lunes la Misa principal fue presidida por el Padre Enrique Olivé, Administrador Apostólico de la Diócesis San Juan Bautista de Calama, oportunidad en que destacó las expresiones de fe y de religiosidad popular que han perdurado en el tiempo en Ayquina.
Manifestaciones sobre las cuales el Papa Francisco tiene mucha sensibilidad –recordó- él nos dice que “El caminar hacia los Santuarios y el participar en otras manifestaciones de Piedad Popular llevando a los hijos o invitando a otros es en sí mismo, un gesto evangelizador”. Por lo tanto venir a pie a Ayquina es un gesto evangelizador, los Bailes Religiosos son un gesto evangelizador, dijo.
La Virgen nos reúne en Ayquina por que nos ama, dijo el Pastor al recordar que se llega hasta ella peregrinando, que es signo del camino cristiano de la vida, “No vivimos sin destino, sin sentido, sino orientados hacia el Santuario de Dios”.
 
Como peregrinos del mundo no tenemos miedo a perdernos, si aceptamos a Jesús como camino, un camino que no es fácil que supone esfuerzo, sacrificio y a veces hasta heroísmo. La vida cristiana no es fácil, no es para cobardes, sino para valientes, apuntó
 
Más adelante el Padre Enrique Olivé señaló que con María entramos en el misterio de Dios, la verdad de su inmenso amor al Señor  proclamando; “Mi alma canta la grandeza del Señor, mi espíritu festeja a Dios mi Salvador”, ella nos enseña a alabar a Dios, la veneramos, pero aprendamos a conocer a Cristo y a alabarlo, indicó.

Deja tu comentario:

Nombre
E-mail - (no será publicado)
Blog o Sitio web - (opcional)
Comentario