Loactual Comunicaciones

Iglesia de Calama despidió a religiosa Adoratriz fallecida este miércoles

Hermana Matilde Guerrero había llegado a la ciudad en el mes de marzo. 
Domingo 04 de Octubre de 2009 23:02

Con una Misa Responso presidida por el Obispo Guillermo Vera Soto, familiares, miembros de su comunidad religiosa Adoratrices del Santísimo Sacramento, sacerdotes del clero diocesano, comunidades religiosas de la ciudad y fieles  calameños, se despidió  de la vida terrena a la hermana Matilde Guerrero Kunow, fallecida este miércoles en Antofagasta tras una repentina enfermedad.

La religiosa que llegó este año a la ciudad proveniente de la comunidad de Viña del Mar  -comentó el obispo Guillermo Vera-, pudo compartir su alegría y amor a Dios con alumnos y docentes del Colegio Obispo Silva Lezaeta, donde supieron de entrega generosa en el desempeño como orientadora y el departamento de ayuda fraterna.

Monseñor Vera en su homilía recordó su encuentro  hace 27 años con la Congregación de las Adoratrices en Talagante a quienes pidió la confección de su ornamento para su ordenación sacerdotal y allí pudo compartir –contó- con la hermana Matilde acerca de su vocación y cómo el tener contacto con el Santísimo Sacramento para su adoración, definió su querer permanecer junto a esta comunidad de religiosas, “Ella sintió siempre un cariño, un amor muy grande, por esa presencia de Jesús en la Eucaristía”, dijo.

El Pastor se preguntó cuántas horas debió permanecer en su vida de rodillas ante el Señor Sacramentado, cuántas veces se habrá levantado de madrugada para hacer la guardia como les corresponde a las religiosas que tienen en la centralidad de su carisma el acompañar y adorar al Señor en la Eucaristía. De esta encuentro con el Señor es de donde  sacaba toda la fuerza en el servicio de guiar y acompañar a las niñas y jóvenes en situaciones difíciles, afirmó el obispo.

Más adelante  expresó que el Señor quiso que fuera en la Iglesia de Calama donde concluyera su misión y peregrinar en esta tierra,  ya con años a cuesta pero con ilusión y deseos de entrega.

 “Poco tiempo estuvo con nosotros, poco tiempo trabajó en el Colegio Silva Lezaeta, pero muchos niños y jóvenes supieron de su cariño, de su cuidado, de su atención (…) su pasó no va a pasar inadvertido, creo que muchos se habrán sentido marcados con la disposición y con la entrega que ella tenía”, dijo.

Antes de trasladar sus restos hasta el Cementerio Parque de El Loa donde descansan sus restos terrenos,  el Obispo había contado que la hermana Matilde quiso Calama, su gente, su Iglesia y amo el sol de esta tierra. Ahora participa de ese sol de justicia que es la vida eterna. 

15/03/2011 22:00:53 | Gloria 0  
Descansa en paz querida Hna. Matilde. Recuerdo hermosos momentos compartidos; que el Señor te tenga gozando de su presencia.
08/03/2011 23:25:29 | ximena veliz 0  
Yo la conocí..., la estimé muchisimo, conocí su generoso aporte en la formación de adolescente...

Deja tu comentario:

Nombre
E-mail - (no será publicado)
Blog o Sitio web - (opcional)
Comentario